Shhh, Acaba de Nacer una Madre

Al igual que en el parto, en el puerperio inmediato la madre-bebé necesitan intimidad, silencio y respeto.

Como en un templo, donde acaba de ocurrir un milagro, se debe evitar las interrupciones, y tener la atención, si se precisa, solamente de personas de máxima confianza para la mujer.

Madre e hijo, piel a piel, sostenidos por los más cercanos pero en una burbuja en el que las hormonas fluyan y refuercen el vínculo creado en el momento del parto en aquella primera mirada.

Un lugar que les haga sentir en una guarida, un nido o una cueva….

 

shhhh

 

 

Comments are closed.